Vacheron Constantin presenta un nuevo miembro de su colección 1972 para conmemorar la apertura de su boutique de la Rue de la Paix de París. Puede que os sorprenda que publiquemos este artículo antes que los concernientes a las novedades que Vacheron acaba de presentar en el SIHH, pero todo tiene su motivo.

Las generalidades de los nuevos relojes que Vacheron nos mostró en el SIHH ya las hemos relatado en el artículo genérico sobre la marca en el salón ginebrino, por lo que preferimos dedicar el tiempo necesario para analizarlos más a fondo. Por contra, una de las versiones de este nuevo 1972 Prestige es una edición muy limitada, que se acaba de anunciar hoy mismo y no queremos, por falta de rapidez de actuación, restar posibilidades de acceder a él a nuestros lectores que puedan estar interesados.

La colección 1972 es una de las más longevas de Vacheron Constantin, ya que hace más de 40 años que fue creado el primer miembro de lo que después se convertiría en una saga. Además, este reloj de proporciones asimétricas, es uno de los iconos de la firma ginebrina y de la Alta Relojería en general. Por otra parte, hay una serie de coincidencias históricas que hacen de esta la elección perfecta para homenajear la nueva boutique de Vacheron en París.

La primera se produjo el 23 de junio de 1972 cuando el gobierno francés concedió a Vacheron Constantin con el «Diplôme du Prestige de la France», siendo la primera manufactura relojera en ser distinguida con este premio. La segunda coincidencia es que la ceremonia de entrega del diploma se celebró en los salones del Hotel Ritz, ubicado a pocos pasos del nº 2 de la Rue de la Paix, donde ahora se enclava la boutique de Vacheron Constantin en París.

La tercera y más significativa coincidencia, es que para celebrar la distinción con que fue honorada, Vacheron Constantin creo un reloj de pulsera de diseño asimétrico y casi transgresor para la época. Fue precisamente este reloj el primer miembro de la saga a la que a partir de ahora pertenecen estos dos nuevos miembros que os presentamos con el apodo de Prestige.

Vacheron Constantin 1972 Prestige 2De todos modos, y aunque la ocasión no pueda ser más propicia, los más importante de esta novedad es que por fin llena un hueco casi sacrílego en el catálogo actual de Vacheron Constantin. Lo considero una ausencia sacrílega porque hasta ahora todos los relojes 1972 de tamaño masculino estaban engastados con diamantes, pero, y quizás más grave, la totalidad de los relojes de esta colección estaban equipados con movimientos de cuarzo. Ahora, por fin ya tenemos un 1972 de tamaño grande y con movimiento mecánico.

El movimiento es el calibre 1003, que con sus 1,63 milímetros de grosor es en la actualidad el mecanismo relojero de carga manual más fino del mercado. Pero no estamos hablando de ninguna novedad ya se trata de un calibre que inició su diseño y desarrollo en 1952 y fue definitivamente presentado en 1955. Curiosamente, este calibre tiene mucho que ver con el Jaeger-LeCoultre 849 que equipa el Master Ultra Thin Jubilee del que os hablaba hace tan solo 7 días. Y es que ambos calibres comparten el mismo origen.

Inicialmente, el calibre 1003 fue manufacturado por Jaeger-LeCoultre que los servía como “ebauches” tanto a Vacheron Constantin como a Audemars Piguet, pero que también utilizaba con otra denominación para sus propios relojes. La diferencia es que Jaeger manufacturaba el 1003 con las exigencias de Vacheron Constantin, que su fueron incrementando con el tiempo, hasta que en el año 2010 fue reeditado y a partir de entonces completamente manufacturado por Vacheron Constantin. Tampoco podemos olvidar que por aquellos tiempos, Jaeger y Vacheron se habían fundido en una misma sociedad mercantil, para separarse de nuevo pasados unos años.

Este movimiento no es visible a través del fondo opaco de estos nuevos 1972 Prestige, algo necesario para implantar el grabado “Prestige de la France” con el que Vacheron homenajea el diploma con el que fue galardonado en 1972.

Vacheron Constantin 1972 Prestige dial

El Prestige que formará parte de la producción regular del catálogo de Vacheron está realizado con caja de oro blanco. Su grosor es de 8,72 milímetros y las dimensiones de sus lados asimétricos son de son de 47 x 25, que equivalen a las de los modelos grandes de la actual colección 1972.  Al igual que el modelo original de 1972, la caja es combada y las proporciones de su geometría asimétrica son 1,618, el “número de oro” que ha dictado algunas de las creaciones artísticas más fascinantes de la historia, como el Partenón o el Modulor de Le Corbusier.

Su esfera es satinada de color gris y solo nos muestra las indicaciones de las horas y los minutos mediante sus dos agujas centrales de oro rosa. Las imágenes hablan por si solas y es obvio que se ha primado ante todo la limpieza extrema de la esfera y la elegancia global del conjunto. Ello, como en otros casos, ha provocado que se prescinda de cualquier índice, con lo cual es prácticamente imposible una lectura mínimamente precisa de los minutos. Esta ausencia de índices es algo que siempre he criticado y no dejaré de hacerlo en este caso, aunque Vacheron sea una de mis marcas fetiche. Creo que la aplicación de índices, aunque solo fueran horarios, y con la finura que Vacheron ha demostrado ser capaz de hacerlo en otros relojes, no hubiera desmerecido ni rebajado la elegancia de esta pieza.

Vacheron Constantin 1972 Prestige 3

La segunda variante es la edición boutique, cuya producción estará limitada a tan solo 40 unidades, cuyo número individual encontraremos grabado en el fondo de la caja. Dimensiones y material de la caja son los mismo que en el modelo de producción regular y debemos buscar la diferencia en la esfera. Como se puede apreciar en la imagen superior, la esfera del modelo “boutique” es mucho más clara, prácticamente blanca y su decoración es también distinta a la del modelo de producción regular. Otro detalle distintivo pero no definitivo es el color de la correa, en este caso negra.

En definitiva, es una gran noticia el renacimiento del Asymétrique 1972 “comme il faut”, es decir, en tamaño grande y con movimiento mecánico. El modelo boutique no mejora ni empeora a su hermano de nacimiento, simplemente difiere de él en ciertos rasgos estéticos, pero aunque a pesar de que todos los relojes Vacheron Constantin son de producción muy reducida, esta limitación a 40 unidades puede hacer de el un futuro coleccionable. Finalmente, es importante mencionar que ambos relojes cumplen con los nuevos y más exigentes criterios del Poinçon de Genève.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.