Vacheron Constantin Harmony Dual Time – análisis a fondo

\\ WT REF 23832 Se lee en 6' 50''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Este año 2015 ha sidoprobablemente el más importante de Vacheron Constantin en su etapa moderna. No lo ha sido por la celebración de su 260 aniversario, una cifra, se mire como se mire, muy cogida por los pelos. El motivo de la excepcionalidad de este año para la firma ginebrina es un doble lanzamiento de gran calado: una nueva colección con geometría de caja inédita, la Harmony, y el ansiado nuevo calibre de cronógrafo de manufactura propia.

Los nuevos cronógrafos Harmony, y pluralizo porque han sido varios, se han llevado lógicamente toda la atención mediática, pero dentro de esta nueva colección, Vacheron también ha presentado un modelo que no tiene nada que ver con la complicación de cronógrafo, que ha pasado bastante desapercibido y que en mi opinión, tanto por su relativa asequibilidad como por su equilibrio, practicidad y exquisitez, merece que lo tengamos muy en cuenta como un futuro gran éxito dentro del ya amplio catálogo de Vacheron Constantin: el Vacheron Constantin Harmony Dual Time.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time – la caja

La geometría de la caja de este Dual Time es la característica de la nueva colección Harmony, que en términos relojeros se viene a denominar «de cojín». Ello implica que la proporcionalidad entre sus caras es cuadrada, pero sin las formas puramente rectilíneas que definen esta forma geométrica. Así, sus cuatro caras adquieren una forma ligeramente curvada.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time frontEste tipo de geometría fue bastante usual en los inicios del reloj de pulsera, pero había prácticamente desaparecido de los catálogos de las firmas relojeras en las últimas décadas. Afortunadamente esto parece haber cambiado y una muestra de ellos son los recientes Patek Philippe que adquieren esta forma y desde luego esta nueva colección Harmony de Vacheron Constantin, dos firmas de referencia que apuestan por una forma que aúna clasicismo y elegancia, pero también diferenciación con los típicos relojes clásicos de forma redonda.

Cuando se utiliza este tipo de geometría hay dos opciones para la parte interna del bisel; que siga la forma de cojín de su exterior o que adopte una más convencional forma redonda. Vacheron Constantin ha optado por la segunda opción, algo que ciertamente le resta algo de sofisticación pero que por otro lado aporta un mayor equilibrio a su esfera ya que permite una ubicación clásica circular de los marcadores del índice perimetral y que por tanto la distancia entre ellos y el extremo de las agujas sea siempre el mismo.

Las dimensiones del Vacheron Constantin Harmony Dual Time son de 40 mm de diámetro por 11,43 mm de grosor. 40 milímetros pueden parecer un diámetro escaso si atendemos a las dimensiones habituales de los relojes actuales, pero hay que tener en cuenta que la sensación visual de tamaño de un reloj «de forma» es siempre mayor que la de un reloj redondo del mismo diámetro. Por otra parte, afortunadamente, Vacheron Constantin se mantiene ajena a modas, especialmente a las que no aportan nada ni desde el punto de vista estético ni del práctico, como es el caso de los relojes de dimensiones descomunales.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time caseback

Son también de destacar positivamente los 11,43 mm de grosor, una cifra muy contenida si tenemos en cuenta que estamos ante un reloj complicado y que su mecanismo es de carga automática. Una delgadez que sin duda beneficia su comodidad de uso y su elegancia.

El fondo de la caja, visto mediante su cristal de zafiro, nos permite contemplar el nuevo calibre 2460 DT, cuya masa oscilante resulta realmente espectacular. Dicho fondo va unido a la carrura de la caja mediante cuatro tornillos ubicados en sus vértices, un sistema de unión prácticamente obligatorio en una caja con esta geometría. A pesar de ello, el Harmony Dual Time nos ofrece una hermeticidad de 3 bares, suficientes para el uso típico de este tipo de reloj, ya que permite sin problema el contacto con el agua, excluyendo evidentemente las inmersiones en el líquido elemento.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time – la esfera

La esfera de un reloj es su rostro, que al igual que en el caso de los seres humanos es lo primero en lo que nos fijamos y que inmediatamente, aunque sea de forma subjetiva, determinará un principio de empatía o de antipatía. Vacheron conoce percamente este fenómeno y en consecuencia cuida el diseño y el acabado de sus esferas hasta límites extremos.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time dial

En el caso de este Harmony Dual Time, el resultado es irreprochable. Realmente, por mucho que me empeñé, me resulta imposible determinar algún aspecto de los elementos que la componen que quisiera cambiar o modificar. Su fondo es opalino plateado, una elección perfecta para que destaque sobre él el azul de sus exquisitos índices horarios en forma de números árabes. Para los minutos, los segundos e incluso sus parciales, se recurre a un fino índice perimetral que recuerda mucho a los característicos de un cronógrafo, lo que le aporta un aspecto «Vintage» muy técnico.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time dial rose goldEn contraste con los índices horarios y en sintonía con el material de la caja, las agujas centrales de horas, minutos y segundos están realizadas en oro rosa o blanco. La indicacion de la función del segundo huso horario es doble. Por una parte, mediante una sub-esfera ubicada entre las cuatro y las cinco, encontramos las horas y minutos del segundo huso horario indicadas mediante dos agujas azuladas. Esta sub-esfera está implantada en marcado bajorrelieve, lo que incrementa el carácter sofisticado se está esfera.

A la izquierda, ente las siete y las ocho, se emplaza una segunda sub-esfera de menor tamaño que nos indica si el tiempo que indica el segundo huso horario es nocturno o diurno. Ello lo hace mediante una pequeña aguja, también azulada, que recorre un periodo de 24 horas determinado por un sol en forma de estrella al norte y una luna plateada ubicada opuestamente en el extremo sur.

El conjunto resultante es de una indiscutible elegancia, pero al mismo tiempo nos ofrece una claridad de lectura de sus indicaciones irreprochable. Siendo muy estricto podría criticar la ausencia de material luminiscente en sus agujas e índices, lo que imposibilita su lectura en condiciones de oscuridad, pero su implantación afectaría negativamente la exquisita elegancia del conjunto. Dado que la lectura en condiciones de poca luz es un parámetro casi superfluo en este tipo de reloj, aplaudo la decisión de Vacheron Constantin de primar la elegancia.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time – el movimiento

El mecanismo que equipa este Harmony Dual Time es el nuevo calibre 2460 DT. La base del calibre (2460) no es nueva ya que se utiliza para multitud de complicaciones, que vienen indicadas por el «apellido» en forma de letras que siguen al número de su referencia. En este caso encontramos las siglas DT que son muy explícitas en cuanto a la complicación Dual Time a la que se refieren.

Vacheron Harmony Dual Time calibre anverso

Este módulo, que nos proporciona la función de doble huso horario, se implementa sobre el anverso del calibre base por lo que resultará invisible para el propietario del reloj. Sí podemos admirarlo en la imagen superior, lo que nos permite corroborar que, como toda firma digna del calificativo de «Alta Relojería», Vacheron aplica el mismo nivel de acabados en las partes no visibles del reloj que en las visibles.

Lo más extraordinario de este modulo es que permite el ajuste del doble huso horario mediante la corona y en ambos sentidos sin riesgo alguno de dañar el mecanismo. Ello permite una gran comodidad y rapidez de ajuste de esta función y solo tendremos que estar atentos a que la indicación día/noche sea la correcta.

Vacheron Harmony Dual Time calibre reverso

El reverso del calibre 2460DT lo podemos observar a través del fondo del reloj y nos muestra de forma predominante el espectacular y exquisito grabado de su masa oscilante realizada en oro rosa. Este grabado de la masa oscilante es común a todos los relojes conmemorativos del 260 aniversario. El resto de componentes que podemos observar por esta cara del movimiento son comunes a todos los calibres con base 2460.

Los datos puramente técnicos de este calibre también son comunes a los de todos los movimientos con la misma base: 28.800 alternancias por hora y 40 horas de reserva de marcha. Su grosor es de tan solo 5,4 milímetros, lo que permite la delgadez total del reloj.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time – conclusión

Como siempre me suele ocurrir cuando analizo un reloj perteneciente a una marca de este nivel, me resulta realmente difícil encontrarle un defecto que no sea una apreciación meramente subjetiva. En el caso de este Vacheron Constantin Harmony Dual Time ni siquiera subjetivamente le puedo poner objeciones ya que personalmente su estética me parece perfecta. Nada que objetar tampoco a su mecanismo, que a pesar de basarse en un diseño bastante reciente ya cuenta con los suficientes años de producción como para garantizar su fiabilidad en el mundo real.

Vacheron Harmony Dual Time duo

Vacheron nos ofrece inicialmente este Harmony en dos versiones masculinas, con cajas de oro rosa o blanco, y una femenina, con caja de oro blanco de un tamaño ligeramente inferior, a la que añade el típico engaste de diamantes en su bisel. Lo que me sorprende es que, tratándose de un reloj que podría convertirse en un «best seller»,  Vacheron haya decidido emitirlo en formato de edición limitada, a 635 ejemplares por cada variante masculina y 500 piezas para la femenina. Cierto que se trata de unas cantidades considerables tratándose de un reloj de este nivel, pero no deja de obligar al futuro comprador a actuar con cierta prontitud si no quiere correr el riesgo de quedarse sin una de estas piezas.

Más

Estética personal
Elegancia
Acabados exquisitos
Practicidad de uso
Exclusividad

Menos

Producción limitada

\\ WT REF 23832
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta