Vacheron Constantin Historiques 222; inicios de modernidad

Analizamos el Vacheron Constantin Historiques 222, la reedición de uno de los iconos históricos de la legendaria manufactura ginebrina.

\\ WT REF 83532 Se lee en 7' 8''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Con el Vacheron Constantin Historiques 222, la bicentenaria firma suiza añade un nuevo miembro a su colección Historiques, una gama de relojes  cuya finalidad es reeditar con la máxima fidelidad sus icónicos históricos. En este 2022 ha sido el turno del 222, un reloj que puede considerarse como el primer antecesor del actual Overseas.

 

Historiques 222 – un poco de historia

La década de los años 70 fue probablemente la más trascendental de la historia para la relojería suiza. Lo fue en primer lugar por la aparición de los relojes de cuarzo, que estuvieron a un paso de acabar con esta ancestral industria. Lo fue en segundo lugar por la aparición de los relojes «deportivos elegantes» de altos vuelos. Primero fue el Royal Oak de Audemars Piguet (ref. 5402) en 1972, cuyo éxito sorprendió a propios y a extraños (artículo). Le siguió en 1976 el legendario Nautilus de Patek Philippe (ref. 3700) (artículo). Estos dos relojes surgieron de los bocetos del mismo diseñador, el también legendario Gerald Genta.

Ya solo quedaba una de las firmas que conforman el gran triunvirato histórico de la Alta Relojería; Vacheron Constantin. El éxito del Royal Oak y del Nautilus no dejaba lugar a dudas del camino a tomar y fue casi una obligación para Vacheron dar el paso en la misma dirección. Para ello, la firma ginebrina recurrió a otro de los diseñadores históricos de la relojería; Jorg Hysek. Las característica clave que habían originado el éxito de este tipo de reloj estaban muy claras; deportividad sin perder elegancia, caja de acero y brazalete integrado. Podríamos añadir un bisel y una caja que se apartaban de la redondez de los relojes clásicos, pero Vacheron obvió este parámetro.

Vacheron Constantin 222 steel 1970'

De todo ello nació en 1977 el Vacheron Constantin 222, un curioso nombre que se debe a que en dicho año se cumplía el 222 aniversario de esta firma. Así como el Royal Oak y el Nautilus originales son plenamente identificables con sus versiones actuales, pocas personas relacionarían el 222 con el actual Overseas. El motivo es que el diseño del «deportivo elegante» de Vacheron Constantin ha sufrido varias revoluciones, que no evoluciones, hasta llegar al actual Overseas. Entre ellas encontramos el también famoso Phidias, pero esto ya pertenece a historias que exceden el motivo de este artículo. Vamos a centrarnos en el Historiques 222.

 

Historiques 222 – la caja

Al igual que en los anteriores relojes de la colección Historiques, Vacheron Constantin ha querido replicar el modelo original con la máxima fidelidad posible. No obstante, estos relojes no se han diseñado para permanecer en una vitrina o una caja fuerte, sino para poder ser utilizados a diario. Por ello, Vacheron ha introducido algunas modificaciones con respecto al original de 1977 con el fin de optimizar sus prestaciones.

Vacheron Constantin Historiques 222 - art 1

El diámetro de la caja es de 37 milímetros, un tamaño calificado de Jumbo en su época ya que excedía lo habitual en los relojes de esta firma. Hoy en día puede parecer muy reducido para un reloj con esta filosofía, pero era lógico ser fiel al original en este parámetro ta importante. El grosor del Historiques 222 es de 7,95 mm, ligeramente superior a los 7 mm del 222 original, pero como veremos más adelante, esto se justifica por alguna de las modernizaciones que Vacheron ha decidido implantar en este reloj.

Lo que es mucho más discutible es que Vacheron ha decidido reeditar la versión de oro amarillo y no la de acero del 222. Como ya he apuntado anteriormente, el utilizar el acero supuso la mayor de las revoluciones que aportaban estos relojes en la década de los 70 ya que históricamente las grandes marcas consideraban que todos sus relojes debían estar realizados con metales nobles.

Vacheron Constantin Historiques 222 - frofil

El diseño de Hysek en el 222 se aparta de las geometrías poligonales de Genta en el Royal Oak y el Nautilus. En su lugar tenemos un bisel perfectamente redondo, cuyo signo distintivo se concentra en la parte externa de su bisel, donde presenta un diseño «almenado».

Donde sí el 222 cumple al 100% con el concepto de reloj polivalente de lujo de los años 70 es en la utilización de un brazalete metálico para sujetarlo a la muñeca y en la absoluta integración de este elemento con la caja. Así, como ocurre con los relojes de este tipo con un diseño bien resuelto, es fácil intuir donde acaba la caja y empieza el brazalete, pero es casi imposible de distinguirlo visualmente.

El acabado de la caja y del brazalete es totalmente satinado en todos los elementos que los componen. Ello es idéntico a los acabados del 222 original y típico de los relojes de oro de la época, algo prácticamente en desuso hoy en día en este tipo de metal. Otro detalle que Vacheron ha mantenido en el Historiques 222 con respecto al original es la Cruz de Malta, realizada en oro blanco y aplicada sobre un extremo de la caja, a la altura de las 5 horas.

Vacheron Constantin Historiques 222 - caseback

Cuando le damos la vuelta al Historiques 222 es cuando aparece la principal diferencia con el 222 de los setenta. Se trata de su fondo visto a través de cristal de zafiro. Ello nos permite contemplar y admirar el movimiento que encierra la caja, pero se aparta totalmente del 222 original ya que su fondo era opaco y ciego, totalmente realizado en el mismo metal que el resto de elementos de la caja y sobre el quje se grababa el símbolo 222.

Además de deferir conceptualmente con el 222 original, los elementos adicionales que requieren este fondo visto son los causantes parciales del incremento de grosor del reloj con respecto al original.

El diseño del brazalete puede considerarse idéntico al del 222 de los años 70, salvo porque se le han aplicado dos mejoras; un cierre desplegable triple en lugar del doble original y una optimización de las articulaciones de los eslabones. Ambas modificaciones benefician la ergonomía y resultan invisibles externamente, por lo que las considero plenamente acertadas.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2
\\ WT REF 83532
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad y fiable. Con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta