Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 steel

La reedición del legendario Cornes de vache en oro y platino entusiasmó a los apasionados. Este Historiques Cornes de vache 1955 steel los enloquecerá.

\\ WT REF 60669 Se lee en 5' 1''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Historiques Cornes de vache 1955 steel es una novedad que nos presenta Vacheron Constantin y que sin duda alegrará a todos los apasionados de la firma ginebrina y de la Alta Relojería en general.

Empezaré diciendo que la novedad que aporta este reloj con respecto a lo ya existente en el catálogo de Vacheron Constantin es mínima. Tan solo el material con el que está manufacturada su caja lo diferencia de las dos variantes del Cornes de vache 1955 que encontramos en la colección Historiques. Esta es la apreciación puramente objetiva, pero el hecho de que el nuevo material de caja sea el acero provoca que esta sea una novedad de gran importancia.

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 steel

Antes de continuar realizaré un pequeño paréntesis para admitir que he modificado de motu proprio el nombre de este reloj. Oficialmente su denominación es Historiques Cornes de vache 1955, pero si nos limitamos a ello nada lo diferencia de las otras dos variantes existentes de este reloj. Si acudimos a la ficha técnica veremos que su referencia es 5000H/000A-B582. La clave está en el segundo grupo «000A», con una A (acier) que significa que la caja es de acero y que lo diferencia del 000P y 000R de las otras dos variantes. Podía haber añadido este código detrás del nombre y hubiese sido lo más correcto, pero me ha parecido muy poco práctico porque dudo que nadie recuerde estos códigos o se refiera a este reloj con ellos.

Por tanto, he decidido lo más simple que es añadir el término steel al final del nombre. Podría haber puesto acero o acier. Lo primero hubiese sido lo más propio para una publicación que se publica en español como es esta. Lo segundo sería lo más correcto, ya que el francés es el idioma oficial de Ginebra que es la ciudad suiza donde nació y donde se sigue ubicanda Vacheron Constantin. No lo he hecho porque nunca he sido partidario de traducir las denominaciones de los relojes ya que complica las búsquedas en internet y también nos complica la vida a todos. Al final he decidió utilizar el inglés «steel», porque nos guste o no es el «idioma universal» y estoy seguro que será el término que utilizarán la mayoría de aficionados para referirse a esta versión del Historiques Cornes de vache 1955.

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 -5000H/000P-B058 vs 5000H/000R-B059

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955
5000H/000P-B058 vs 5000H/000R-B059

El primer Historiques Cornes de vache 1955, con  caja de platino, lo presentó Vacheron Constantin el año 2015. La segunda versión, con caja de oro rosa, la vimos aparecer el año 2016. La referencia completa de la versión de platino es 5000H/000P-B058 y la de la variante de oro rosa es 5000H/000R-B059. Ahora, la aparición de esta versión de acero, de referencia 5000H/000A-B582, implica mucho más de lo que parece, no solo para este modelo de reloj, sino para la estrategia de producto de Vacheron e incluso la del segmento más elevado de la Alta Relojería.

Hasta hace un par de años era impensable un reloj clásico de acero y de producción regular en las marcas más prestigiosas y con más historia de la relojería suiza. Fue el año pasado, en el salón SIHH 2018, cuando la propia Vacheron Constantin rompió la gran regla no escrita de la Alta Relojería suiza presentando toda una nueva colección de relojes de corte clásico y con caja de acero; los FiftySix.

Antes de ello, a finales del 2017, Vacheron ya nos dio un indicio con la presentación de otra novedad en la colección Historiques; los Triple Calendrier 1942 y 1948 (artículo). Aparte de aportar un tipo de complicación poco frecuente hoy en día, el Triple Calendrier 1942 sorprendió por estar disponible con caja de acero. Podía tomarse como una señal de lo que vendría o, tratándose de una colección tan peculiar, de algo especial y puntual.

Los FiftySix y ahora este Historiques Cornes de vache 1955 despejan todas las dudas. Los relojes clásicos de acero no son algo puntual en Vacheron Constantin. Han llegado para quedarse.

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 - 6087 vs 5000H

Con motivo de la presentación del Historiques Cornes de vache 1955 publicamos un artículo en el que analicé muy a fondo este cronógrafo. Por tanto, dado que aparte del material de caja no se diferencian en nada, sería repetitivo volver a hacerlo ahora. Lo que sí haré es aprovechar la ocasión para enmendar un error que cometí en dicho análisis.

Mi impresión general no pudo ser más positiva y puestos a ponerle alguna pega, mencioné que su esfera no era fiel a la del original, lo que le penalizaba si buscábamos una réplica lo más exacta posible. Al recibir el material relacionado con esta novedad que me ha suministrado Vacheron, me he dado cuenta de que esta afirmación no era cierta. Entre las imágenes recibidas se encontraba una del Cornes de vache original de 1955 y, como podéis apreciar en la imagen superior, la fidelidad entre ambas esferas es muy elevada.

Vacheron Constantin 6087 (1960)

Vacheron Constantin 6087 (1960)
Imagen propiedad de Antiquorum

El motivo de mi error es tan conocido en la historia de la relojería que admito debí haberlo pensado. Los métodos de catalogación de las manufacturas relojeras a mediados de los años 50 no llegaban ni de lejos al nivel de meticulosidad actual.

Por ello, era muy habitual encontrar diversas versiones de un modelo de reloj con elementos distintos, principalmente en su esfera. El problema es que la referencia técnica (en este caso 6087) era la misma para ambas variantes.

Como podéis apreciar en la imagen del Cornes de vache 1955 histórico que utilicé para dicho artículo, su esfera poco se parece a la de la otra variante del mismo reloj histórico que se puede ver más arriba.

Una vez entonado el «mea culpa», poco queda por decir de este reloj que no resulte repetitivo con lo que ya mencioné en el artículo precedente. En todo caso, puestos a buscar diferencias, mencionar una que es más que lógica y evidente; la inscripción «STAINLESS STEEL» que encontramos grabada en el fondo del reloj.

Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 steel - back

Otra diferencia entre este Historiques Cornes de vache 1955 steel y las versiones anteriores con caja de oro y platino la encontramos en la correa que equipan. Las versiones anteriores recurrían a la piel de aligator y esta variante de acero se decanta por la piel de becerro. Esta es una diferencia que a nuestra voluntad puede ser perecedera ya que podemos adquirir una correa de aligator e intercambiarla por la de becerro si así lo preferimos.

No podemos finalizar sin mencionar el precio, ya que esta es una de las grandes (no la única) ventaja del acero sobre los metales nobles. El precio oficial del Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955 steel es de 41.900 €, 14.600 € menos que la versión con caja de oro rosa. Es una diferencia importante, aunque probablemente menor de lo que muchos esperaban. Ello demuestra una vez más que en Alta Relojería es mucho más importante el coste de la mano de obra, siempre especializada, que el de los materiales.

\\ WT REF 60669
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

6 comentarios

  1. Prácticamente todos sus artículos están muy bien redactados y son didácticos y entretenidos, uno no se aburre de leerlos y releerlos. Siempre habrán errores menores, pero vamos, nadie es perfecto, y son esas pequeñas imperfecciones, tal como en los relojes hechos a mano, lo que les añade valor, los que revelan que, un ser humano los escribió, y no, tal como está tan en boga, la inteligencia artificial.
    Llevo leyéndoles desde hace mucho tiempo, y suscrito a su página, desde no hace mucho, quizá… Tal vez he sido un tanto ingrato, al haber aprendido tanto de sus artículos y yo sin decir ni pío.
    Tengo una diminuta colección de relojes, todos viejos y heredados. Y he aprendido mucho de ellos gracias a ustedes. Siempre vuelvo a sus artículos y los releo, como dije líneas arriba, son muy didácticos y entretenidos, yo he enriquecido mis conocimientos gracias a ustedes.
    Aunque en la actualidad continúo utilizando relojes mecánicos (entre otras cosas que creo ya muy pocos utilizan, como las plumas fuente), desafortunadamente, la alta inseguridad imperante en casi todas las ciudades sudamericanas, hace imposible el poder andar en la calle con esos relojes que, aunque viejos, tienen un alto valor emocional, ya que pertenecieron a miembros de mi pequeña familia… Hoy en día, los relojes mecánicos que utilizo de diario, son de marca Orient, Citizen y Seiko, casi todos con varios años encima, pero que todavía andan muy bien. Al menos, no lamentaría perder alguno de ellos, como sí lo haría al perder los otros que tengo guardados, únicamente para deleitarme con verlos funcionar sin exponerlos a los amantes de lo ajeno. Últimamente, una ola de robos de relojes Rolex y de otros de alta gama, está azotando Lima y otras ciudades de este lado del mundo… En fin.
    Gracias nuevamente, por dedicarse con pasión y solvencia a escribir sobre estos relojes, en cierta manera, ustedes los democratizan, los ponen al alcance de todos, ya que en la actualidad, a diferencia de décadas pasadas, resultan ser casi inaccesibles por sus elevadísimos precios, antes eran mucho más fáciles de adquirir, principalmente aquellos que son de los máximos representantes de la manufactura relojera suiza.
    Tal vez, puedan incluir entre las marcas tratadas en su página, a las marcas Edox y Cyma, y quizá de manera excepcional, una marca ajena al mundo de la relojería suiza, Seiko, con su modelo superlativo Spring Drive.
    Saludos desde Lima o a veces, desde Viña del Mar, ya soy como una pelota de ping pong entre ambas ciudades, ya llegará el momento de descansar. 🙂

  2. ¡Ante todo gracias por leernos y por tu pasión relojera!
    Tienes toda la razón en tus comentarios, tanto en lo referente al incremento de precios en los últimos años (revalorización del franco suizo), como por el tema de la inseguridad. Lamentablemente, en este ultimo asunto no tenéis la exclusiva ni en Perú ni en Sudamérica. Aquí estamos sufriendo una auténtica ola de robos de relojes con violencia por parte de bandas especializadas y hasta que no cambie la ley no tiene remedio. Hay delincuentes con más de 100 detenciones y están tranquilamente en la calle.
    Saludos!

  3. Con los precios en los rondan los relojes suizos actualmente, bastaría para comprar un automóvil o hasta un apartamento en una zona exclusiva de Lima… Es decir, casi una pequeña fortuna o gran, según el cristal con que se mire.
    Antiguamente no se necesitaba tanto dinero para adquirirlos; ciertamente, habían relojes caros de marcas emblemáticas, pero no eran exorbitantemente caros.
    La inseguridad es cosa seria. Sólo un par de veces e viajado a España, ambas a Bilbao cuando era joven, y para asistir a los funerales de unos parientes, los únicos y últimos que mi rama materna tenía aún allá. Pero ciertamente, la inseguridad debe haberse incrementado exponencialmente en los últimos lustros. Curiosamente, las veces que he viajado a Nueva York y no hace mucho, he visto gente andando por las calles con relojes «finos» y sin ninguna preocupación, no he sabido de asaltos cuya motivación haya sido el robo de relojes de lujo… En cambio, en Lima, uno pone la vida en juego al usarlos, porque los asaltos son ejecutados con una violencia extrema y mortal, y a mano armada. La situación está terriblemente mal, y la justicia aquí también es inoperante y hasta vergonzosamente condescendiente y piadosa con los delincuentes.
    Uno prácticamente tiene que andar sin ningún signo de riqueza ni ostentación encima, y con la desconfianza a flor de piel… En fin.
    Por cierto, hay en la internet algunas páginas web de venta de relojes suizos, no hace mucho les envié a ustedes una consulta al respecto, acerca de una pagina web que ofertaba relojes de la marca Longines, todos a precios casi ridículos y que no sobrepasaban los 300 dólares. Comparé algunos modelos ofertados, con otros tratados en sus artículos de la marca, y evidentemente lo dispar de los precios me hizo dudar y abstenerme de comprar.
    Yo imagino que han de ser relojes de imitación los ofertados ahí; he visto sitios en la internet que ofertan relojes Omega, Rolex entre otras marcas reconociblemente caras, a precios ridículos en comparación.
    Tal vez, ustedes puedan desarrollar en algún momento, un artículo que nos sirva de guía y nos ayude a reconocer una potencial estafa al comprar relojes, sobre todo a través de la internet. Creo que he leído algún artículo acerca de Rolex y otro que es su imitación.
    En Lima hay tiendas exclusivas que venden relojes de alta gama, pero con precios tan desproporcionalmente elevados, que más barato resultaría comprarlos por internet o hasta tomar y vuelo a España o Francia para adquirir uno, o sin ir muy lejos, comprarlos en Chile.
    Bueno, esperemos que la situación de inseguridad mejore para todos… Que tengan un excelente fin de semana y gracias por su interés y motivación constante en redactar casi diariamente un artículo; antes esperaba a recibir el correo electrónico noticiando los nuevos artículos para leerles… hoy, ya hice de la lectura diaria de sus sus artículos, un agradable hábito.
    Saludos. 🙂

  4. Cierto Pedro. El New York de los años 90 y el actual no se parecen en nada y en sentido positivo. Ahora, salvo que te metas en el Bronx de madrugada, es una ciudad muy segura.
    En cuanto a las ofertas que me comentas de Longines o similares, solo hay dos opciones:
    – A. son falsos
    – B. pagarás y no recibirás nada.

    La única manera de tener la garantía de que adquieres un reloj auténtico es acudir a un distribuidor oficial de la marca. He visto más de una vez colar falsificaciones a gente con conocimientos de relojería.

    Y, ¡gracias por leernos!

Dejar una Respuesta