Está claro que la creatividad artística de Vacheron Constantin no se agota y debo admitir que, por lo menos de memoria, ya he perdido la cuenta de las ediciones que la firma ginebrina ha lanzado de su selecta colección Métiers d’Art. En el reciente SIHH, Vacheron ha presentado la última de las ediciones de esta colección, denominada Florilège.

Como revela su nombre, que traducido literalmente sería algo como “trabajos artísticos” y más formalmente “artesanía”, los relojes pertenecientes a la colección Métiers d’Art son piezaa a los cuales se les aplican los más variados oficios artesanales, con el valor añadido de que son todos ellos miniaturizados. En el caso de esta edición Florilege se combina el guilloché, el esmalte y el engastado.

A pesar de que el arte no tiene género, la edición Florilège es la primera entre los Métiers d’Art dedicada especialmente al público femenino. Prematuramente podríamos pensar que ello se debe al motivo en el cual se inspiran sus esferas, que son las plantas. Puede que en parte sea así, pero no en su total, puesto que en esta misma colección ya han existido ediciones cuya esfera las reflejan, como puede ser “La Symbolique des Laques” con sus motivos culturales chinos. Creo más bien que debemos buscar su feminidad en el diámetro de sus esferas, de 36 milímetros, que si bien no se puede considerar muy reducido, sí es menor que los 40 milímetros hasta ahora habituales en estas ediciones Métiers d’Art. Otro detalle que también aporta esta trilogía y que “a priori” refleja un reloj femenino es el engaste de piedras preciosas.

El motivo en el que se inspiran las decoraciones de la esfera de esta trilogía son las ilustraciones botánicas de la obra de Robert John Thornton “The Temple of Flora”. Para la elaboración de esta obra publicada en 1799, Thornton contrató a los mejores ilustradores, pintores botánicos y gravadores de la época para elaborar las 90 láminas de esta obra, que se convirtió y sigue siendo una referencia en su ámbito.

Para realizar esta trilogía, Vacheron Constantin ha recurrido a sus maestros artesanos y a la pericia de Anita Porchet, una artista independiente especializada en miniaturas esmaltadas con la técnica ginebrina “grand feu”.

El proceso se inicia con el guilloché, técnica con la que el maestro artesano crea unas líneas separadas por una décima de milímetro. Seguidamente interviene el esmaltador, que perfila el dibujo con finos hilos de oro para separar los distintos esmaltes de color, aplicando la técnica cloisonné.

Seguidamente los esmaltes se cuecen en un horno a 800 grados centígrados, una crítica operación que el esmaltador repite varias veces para que el color se intensifique y que origina los juegos de luz y la traslucidez del esmalte. Finalmente, se aplica una capa de esmalte incoloro, que se vitrifica y se pule a fin de proteger las capas inferiores de esmalte.

A continuación pasamos a una descripción del motivo del decorado de cada pieza de la trilogía y para ello reproduzco el texto original del comunicado de prensa de Vacheron Constantin.

.

Métiers d’Art Florilège: Lirio Blanco

El lirio de la Virgen, al que Thornton dedica la vigésima lámina de su obra, es una de esas flores que siempre han encandilado al hombre. Símbolo de pureza y de virtud, esta gran flor con forma de trompeta de un blanco radiante siempre ha estado presente en las historias más maravillosas, desde el Imperio bizantino hasta la realeza francesa. El artista que trabajó en la lámina de Thornton eligió un fondo oscuro que realza el esplendor de la flor, una característica que se ha reproducido en el reloj. Se ha pintado hasta el más mínimo detalle de los pistilos, que parecen estar a punto de moverse, y el brillo sutil de los pétalos, acentuado por un guilloché exquisito, transmite luz al esmalte.

 .

Métiers d’Art Florilège: Reina

La planta sudafricana strelitzia llegó a los Royal Botanic Gardens de Kew en 1773. El director de los famosos jardines ingleses, Sir Joseph Banks —a quien Francis Masson, compañero de travesía de James Cook, llevó la flor—, la bautizó en honor a la reina de Inglaterra, miembro de la casa ducal de Mecklemburgo-Strelitz. La strelitzia, símbolo de lealtad y de buena suerte, ilumina con elegancia la esfera del reloj Métiers d’Art Florilège. Los distintos tipos de decoración guilloché ponen de manifiesto la sensibilidad artística del artesano. Los colores brillantes del esmalte dan profundidad a la esfera y dotan a la representación de un realismo asombroso.

.

Métiers d’Art Florilège: Limodorum de China

En China, esta flor simboliza la riqueza y el refinamiento. En cuanto llegó a Inglaterra en 1778, su extravagancia, originalidad y exotismo suscitaron un gran interés entre los entusiastas de la botánica, quienes se peleaban por ser los primeros en poseer tal joya. La forma característica de esta orquídea de hojas perennes y su color intenso siempre han resultado fascinantes. La calma que irradia la esfera radica en las delicadas flores rojas que contrastan espectacularmente con los tonos crema y armonizan con el verde vivo del tallo.


Los relojes de la trilogía Métiers d’Art Florilège equipan el más reciente movimiento mecánico de carga manual creado por Vacheron Constantin, el calibre 4400. Este movimiento, que oscila a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora, cuenta con una muy considerable reserva de marcha de 65 horas que le proporciona un solo barrilete de grandes dimensiones. Un gran barrilete dota al movimiento de una reserva de marcha de cerca de 65 horas. Como es habitual, los puentes están decorados con las típicas côtes de Genève y el acabado de todas las piezas está realizado a mano.

Como todas las nuevas realizaciones de Vacheron Constantin, los Florilège están distinguidos con el Poinçon de Genève, un sello de calidad ginebrino que en su más reciente actualización no solo concierne al movimiento sino a todos los componentes del reloj.

Al igual que todas las ediciones Métiers d’Art, esta serie Florilège se presenta en una serie limitada de veinte relojes de cada modelo con diamantes talla brillante engastados en el bisel. También se presenta una segunda versión limitada a cinco unidades, que se diferencian porque los diamantes de su bisel son de talla baguette en el bisel, que solo estarán disponibles en las boutiques Vacheron Constantin.

Como ya he comentado en diversas ocasiones cuando me refiero a relojes con un componente artístico importante, solo seremos capaces de apreciarlos si los podemos ver en vivo. Lo que sí puedo asegurar es que vistos al natural, tengamos mayor o menor afinidad con el motivo de sus decoraciones, cualquiera de los Vacheron de la colección Métiers d’Art son realmente espectaculares.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.