Cuando en el 2007 Vacheron Constantin presentó la trilogía “Les Masques” creí que se trataba de algo excepcional y con pocos visos de continuidad, casi irrepetible. Evidentemente me equivoqué. No por lo de excepcional sino por la increíble fecundidad de creaciones bajo el sello “Métiers d’Art” que la firma Ginebrina ha seguido presentando.

Ahora es el turno del duo denominado “La Légende du Zodiaque Chinois” – Año de la Serpiente, que curiosamente rompe con la fórmula trío a la que Vacheron nos había habituado en esta extraordinaria colección. La última entrega fue hace muy poco, concretamente en el mes de marzo de este mismo año, con la trilogía “La Symbolique des Laques” que como se desprende de su nombre se basaba en el arte del lacado chino.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois

Pero tampoco parece que esta pareja de relojes que ahora nos presenta Vacheron Constantin sea la culminación de este tipo de creaciones, por lo menos ello se intuye de una frase de la nota de prensa oficial que reza textualmente: La serie comienza con el modelo “Año de la Serpiente”… por lo que con toda probabilidad nos esperan un mínimo de 11 entregas más, hasta cubrir los 12 signos del zodíaco chino.

Las dos piezas que homenajean el símbolo zodiacal chino de La Serpiente, recurren al arte del esmaltado, concretamente al esmaltado “Grand Feu” que ha sido protagonista desde hace siglos de algunas de las creaciones relojeras ginebrinas más excepcionales. Como en todo reloj perteneciente a “Les Métiers d’Art” la gran protagonista es la esfera, que en este caso nos presenta un exquisito gravado de una serpiente sobre fondo esmaltado.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois dial

La esfera de ambos relojes es prácticamente idéntica y solo se diferencia por el color el esmaltado, azul en el caso del modelo de platino y bronce en el caso del reloj con caja de oro rosa. La serpiente está gravada en platino o en oro rosa, concordando con cada material de caja, al igual que ocurre con las ojas, también gravadas, que recorren el perímetro de la esfera.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois work

El proceso se inicia con las hojas que están grabadas directamente en el metal de la base de la esfera. Este grabado se realiza en varios niveles para reforzar el efecto de relieve sobre la base de oro. El grabado de la serpiente, aplicada sobre la base de la esfera, supone unas treinta horas de trabajo, y es la indudable protagonista visual de todo este trabajo artístico.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois painting

A continuación, se procede al esmaltado Grand Feu.  Al aplicar el esmalte en varias capas, el esmaltador realza la intensidad de la esfera color azul o bronce. En este proceso es vital controlar las reacciones que se producen durante la cocción en el horno a entre 800 y 900 ºC, pues no solo afecta al color resultante sino que se puede resquebrajar el esmaltado con lo cual hay que desechar totalmente la esfera y comenzar de nuevo. Finalmente, se aplica otra capa de esmalte antes de la última cocción, en la que se vitrifica la esfera y se consigue su brillo característico.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois laque

El gran desafío en este tipo de obras es preservar el protagonismo de la esfera sin dejar de proporcionarnos las indicaciones del tiempo, pues además del trabajo artístico que comporta su esfera, no debemos olvidar que estamos ante un reloj.

La solución de Vacheron para estos “Légende du Zodiaque Chinois” es la misma que empleó con “Les Masques” que inauguraron esta saga, en mi opinión la que mejor resuelve este desafío en todos sus aspectos. El mecanismo empleado, el calibre 2460 G4, proporciona las indicaciones de horas, minutos, día de la semana y día del mes. Las dos primeras las proporcionan dos discos de arrastre y las dos últimas otros tantos discos que actúan de forma saltante.

Vacheron Métiers d’Art La Légende du Zodiaque Chinois calibre

Todo ello se visualiza mediante ventanillas ubicadas en el perímetro de la esfera, con una mínima interferencia sobre sus gravados y esmaltados. Es decir, desde el punto de vista de sus indicaciones, estamos ante un reloj totalmente digital.

El movimiento oscila a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y proporciona una reserva de marcha de 40 horas, una cifra destacable teniendo en cuenta la energía que requiere el funcionamiento de los cuatro discos. Tanto el movimiento como el resto de elementos del reloj cumplen con las nuevas exigencias del Poinçon de Genève.

Este duo de relojes, protagonistas de la primera entrega de la serie “La Légende du Zodiaque Chinois”, se producirá en una serie limitada a 12 relojes de cada modelo y solo se podrán adquirir en las boutiques oficiales de Vacheron Constantin.


AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.