Vacheron Constantin nos presenta un nuevo miembro dentro de su colección Patrimony Traditionnelle, que junto a la Patrimony Contemporaine representa el grueso de las ventas de la firma ginebrina, por lo menos en cuanto a unidades se refiere. El nombre oficial de este nuevo reloj “Patrimony Traditionnelle Automatique” es el mismo que el de un modelo ya existente y en la nota de prensa que nos suministra Vacheron Constantin no se menciona si sustituirá a este o si convivirán los dos modelos.

A simple vista, especialmente para los no especialistas en la marca, puede parecer una ligera variación del modelo con el que comparte nombre en incluso de otros modelos Patrimony. Pero nada más lejos de la realidad. En este caso sí que estamos ante una variante realmente novedosa. Ninguno de los elementos que lo conforman son nuevos en Vacheron Constantin, pero la forma de conjuntarlos lo convierten en realmente inédito.

La diferencia más notoria del nuevo Traditionelle Automatique con los modelos actuales de esta gama son sus funciones, ya que hasta ahora no existía ningún reloj de carga automática con las únicas indicaciones de horas y minutos. Para encontrar esta máxima expresión de pureza y simplicidad tenemos que ir a relojes de carga manual, que solo encontramos en la gama Contemporaine.

Vacheron Constantin Patrimony Traditionnelle back

Parece lógico pues que Vacheron decida completar la gama Traditionnelle con un reloj de estas características, pero lo sorprendente es el calibre que utiliza para ello. En lugar de eliminar el segundero y el fechador del moderno calibre manufactura serie 2400, que equipan la totalidad de los relojes automáticos de la colección Patrimony, recurre a un calibre de origen externo, como es el 1120.

El calibre 1120 deriva del 920, manufacturado (pero no acabado) por Jaeger-LeCoultre desde el año 1967. Este calibre de Jaeger ostenta un récord muy significativo ya que es el único que ha sido utilizado por “los tres grandes”: Patek Philippe, Vacheron Constantin y Audemars Piguet. Cada uno de ellos recibía o recibe el calibre en un estado báscio para posteriormente realizarle la decoración e incluso alguna pequeña modificación técnica. Con ello cada una de estas tres marcas le da su propia denominación. 28-255 en el caso de Patek Philippe (utilizado en el primer Nautilus), 2120 (y variantes) en Audemars Piguet y 1120 en el caso de Vacheron Constantin.

Las características técnicas básicas del 1120 son: 19.800 alternancias por hora (2,75 Hz), 40 horas de reserva de marcha y 2,45 mm de grosor. Las del moderno 2400 son: 28.800 alternancias por hora, 40 horas de reserva de marcha y 3,60 milímetros de grosor. Partiendo de estas cifras, apreciamos que la única ventaja objetiva del 1120 es su menor grosor, concretamente 1,15 milímetros inferior. Por tanto, la deducción  lógica es que Vacheron ha primado la delgadez como característica básica de este nuevo Patrimony Traditionnelle, aunque, en mi opinión, cualquiera de los Patrimony actuales sin complicaciones, con cajas de un grosor inferior a los 9 milímetros, ya pueden considerarse como relojes extra-planos. Lo más curiosos es que, de momento, Vacheron no menciona el grosor total de este nuevo reloj.

Vacheron Constantin Patrimony Traditionnelle profil

Dejando de lado la incógnita sobre el motivo de Vacheron para elegir este calibre, el resultado final es realmente fastuoso y poco tiene que ver con el 920 “en bruto” que le suministra Jaeger-LeCoultre. Un aspecto en el que incluso supera en atractivo al 2400 es su masa oscilante esqueletizada, con la característica Cruz de Malta y con el segmento perimetral en oro. Una prueba del grado de modificación al que se somete el calibre es que cumple con las nuevas y más estrictas exigencias del Poinçon de Genève.

De hecho, el reloj más parecido técnicamente a este nuevo Traditionelle Automatique sería otro Traditionelle, pero en su versión esqueleto, con el que comparte funciones y calibre y del cual solo se diferencia en su esfera, en este caso sin esqueletizar. También se diferencia en el diámetro de la caja que pasa de 38 a 41 mm, una diferencia muy considerable, superando incluso los 40 mm del Patrimony Contemporaine.

Vacheron Patrimony Traditionnelle frontLa caja, aunque como ya he comentado aumenta de diámetro, conserva totalmente la geometría típica de la gama Traditionnelle. Lo mismo ocurre con la esfera opalina, los índices aplicados en oro y las agujas, también en oro, con la característica forma de todos los relojes de esta colección. El índice de minutos está impreso en color negro con el característico diseño “chemin de fer”.

Un detalle menor, pero de gran importancia funcional es la correa que equipa este nuevo Traditionnelle. Si observamos las imágenes anteriores, veremos que el forro no es el típico de piel de becerro ultra-fina, sino que está realizado con la misma piel de aligator (aunque con escamas redondas en lugar de rectangulares) que se utiliza en su parte externa.

Este tipo de correa solo la habíamos visto hasta ahora en algunos Vacheron con complicaciones o grandes complicaciones. Su gran ventaja es que la piel de aligator es mucho más resistente a la sudoración que la de becerro, lo que sin duda prolongará notoriamente la vida útil de la pulsera.


 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.