Vacheron Constantin nos anuncia el sorprendente Patrimony Edición Limitada Gaudí. Lo sorprendente no se refiere a su estética ni a su mecánica, pues se basa en un reloj ya existente en el catálogo de Vacheron, sino al muy inusual hecho de tratarse de una edición especial dedicada a un distribuidor, en este caso a Rabat.

El comunicado de Vacheron es bastante escueto y no es explícito en cuanto al motivo de esta edición especial, pero aparte del hecho de que Rabat, con sus numerosos puntos de venta, es el distribuidor más importante de la firma ginebrina en España, es fácil deducir que la reciente inauguración de su nuevo local estrella en el Passeig de Gracia barcelonés, que se ubica en una finca modernista histórica tiene bastante que ver con ello.

Vacheron Constantin Patrimony edicón limitada Rabat caseback

De hecho, tampoco tengo claro cual será la denominación oficial de este reloj, pues su hecho distintivo es el grabado en su tapa posterior que reproduce el famoso dragón que preside la entrada del Parque Güell, una de las famosas obras arquitectónicas creadas por el universal arquitecto modernista Gaudí.

Como apreciamos en la imagen anterior, en los distintos grabados de la tapa de la caja no se hace referencia explícita a Rabat, pero sí se puede leer “Gaudí Barcelona”, aunque (espero que se trate del típico fallo de las imágenes oficiales) Vacheron ha olvidado el acento en la “i” de Gaudí!.

Vacheron Constantin Patrimony Edicón Limitada Gaudí inscripciónLo que sí está claro es que este Patrimony Edición Limitada Gaudí solo se podrá adquirir en sus diversos puntos de venta, y que la idea de este homenaje a Gaudí es conjunta entre Vacheron y Rabat. También se aprecia en la imagen que esta edición limitada se emite en tres variantes de materiales de caja: 20 unidades en oro rosa, 5 en oro blanco y una edición única en platino que imagino Rabat conservará para su patrimonio.

Del Patrimony de Vacheron Constantin, uno de los relojes emblemáticos de la firma ginebrina poco hay que decir pues todos lo conocéis sobradamente, y es indiscutible que se trata de una elección perfecta para cualquier homenaje. Pero, tratándose de un homenaje a un arquitecto tan especial y a uno de sus símbolos más particulares, como es el dragón del Parque Güell, mi opinión es que tanto Rabat como Vacheron han perdido la ocasión del siglo para crear un reloj que se hubiese convertido en legendario.

El motivo de mi afirmación es muy simple. Tanto Gaudí, como muy especialmente su famoso dragón tienen grabado en su ADN la policromía, por lo que cualquier reproducción monocroma me parece casi como un sacrilegio. ¿Alguien se imagina una reproducción en blanco y negro de los Girasoles de Van Gog?. Lo más paradójico, es que precisamente Vacheron es uno de los grandes especialistas en trabajos artísticos en miniatura, lo cual demuestra continuamente en su excelsa colección “Métiers d’Art”. ¿Os imagináis un Métiers d’Art con esfera en “esmalte cloisonée” reproduciendo en fiel color los mosaicos que forman la piel del dragón de Gaudí?.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.