Zenith Chronomaster Revival El Primero A385. El regreso de otro icono

Zenith anuncia el Chronomaster Revival El Primero A385, una réplica de una serie muy especial del legendario cronógrafo que lanzó en 1969.

\\ WT REF 71877 Se lee en 9' 28''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Ya hace más de un año que ha finalizado el 50 aniversario del legendario calibre El Primero, pero Zenith no cesa en su homenaje y después de las reediciones del A384 y A386,  ahora llega el turno del Chronomaster Revival El Primero A385.

Aquí, el término réplica no debe interpretarse en el sentido negativo que podría referirse a una copia, sino en el positivo que representa que una marca reedite con la máxima fidelidad uno de sus relojes históricos.

Aunque no tiene nada que ver, entre el A384 y el A386 parecía haber un hueco numérico y ahora lo solventa Zenith con la reedición del A385. El A385 puede considerarse como una peculiar variante estética del A384, lanzada también en 1969, que se distingue por su especial tonalidad de esfera y cuya producción apenas sobrepasó las 2.000 unidades.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - vertical

Por tanto, un artículo sobre este reloj podría haber sido muy corto de extensión ya que se podía limitar a citar la única diferencia con el A384 y remitirnos al artículo que sobre él publicamos. Pero, gracias a la deferencia de Zenith al cedernos durante tres días este reloj, mucho antes de su lanzamiento oficial que es hoy, he tenido la oportunidad de analizarlo con todo detalle. Este privilegio provoca un ineludible y extenso artículo en el cual analizaré todas sus partes de forma minuciosa y que, dejando de lado el color de la esfera, es tan válido para este A385 como para el A384.

 

Chronomaster Revival El Primero A385 – la caja

La parte frontal de la caja del Chronomaster Revival El Primero A385, que forma una pieza solidaria con la carrura, es idéntica a la de los A384 y A385 originales de 1969. Lo es tanto por su forma de tonel como por su tamaño, de 37 milímetros de diámetro. También al igual que el A385 original, el metal elegido para elaborarla es el acero, lo que es coherente con el carácter de instrumento de este legendario reloj.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - case

La geometría estilo tonel era muy habitual a mediados del siglo XX y admite múltiples variantes y matices. En el caso del A385, visto frontalmente apreciamos la suave curvatura y la proporción alargada que da lugar a esta forma. La particularidad del diseño de la caja de este Zenith son los marcados ángulos que dan paso a la zona lateral y a la parte de las asas. Este fuerte contraste entre suaves lineas curvas y la dureza de sus ángulos es lo que confiere a la caja del A385 su carácter tan especial.

Zenith A384 A385 - design

También es muy especial la total ausencia de bisel. Por tanto, estamos ante una caja compuesta de dos piezas en lugar de las tres que conforman la inmensa mayoría de los relojes de pulsera. El acabado de la caja del A385 es satinado, con la salvedad del chaflanado que une la zona superior con los laterales, donde Zenith decide realizar un acabado pulido. El acabado pulido también lo encontramos en la corona y en los pulsadores del cronógrafo. Esta combinación de acabados en una misma pieza siempre implica una dificultad extra de ejecución, pero otorga al reloj una sensación de calidad superior a la de un acabado uniforme.

La gran diferencia con el A385 original, única concesión a la exactitud de esta réplica, es que Zenith ha decidido dotar la caja del Revival A385 de un fondo transparente realizado con cristal de zafiro. Ello nos permite contemplar su movimiento, pero se aparta mucho del fondo sólido y opaco de la caja del A385 original.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - caseback

Esta es una decisión que probablemente generará controversia entre los apasionados y coleccionistas más puristas, que a buen seguro hubiesen preferido el fondo opaco del A385 original de 1969. Dejando de lado el tema de la fidelidad, esta opción de fondo visto añade un indudable atractivo estético y también permite observar el elemento que da sentido a esta leyenda relojera; su calibre «El Primero».

Siempre he puntualizado que la cifra del diámetro en un reloj «de forma», como es el caso de este A385, no debe interpretarse igual que en un reloj redondo.

En los relojes de forma, suele medirse la horizontal y no la vertical de la caja, por lo que la superficie resultante de estas dimensiones es siempre mayor que en un reloj de geometría redonda. Ello se traduce en una sensación subjetiva de mayor tamaño de lo que indican las cifras. Puesto en la muñeca, puedo asegurar que salvo en morfologías muy potentes, el A385 jamás parecerá pequeño.

 

Chronomaster Revival El Primero A385 – la esfera

Si la caja es común e idéntica entre el A384 y el A385, la esfera es el elemento  que diferencia estos dos relojes. También es la característica que eleva la condición de coleccionable del A385 original ya que su producción fue mucho más reducida que la del A384. La diferencia evidente es que el A384 emplea el blanco de fondo y el negro para los sub-diales, mientras que el A385 opta por combinar el marrón degradado de su fondo con el blanco en los diales. Aparte del color, otro detalle diferenciador es que el fondo de la esfera del A385 cuenta con una textura arenada.

Zenith Chronomaster Revival A384 vs A385

En este elemento, Zenith se ha mantenido tremendamente fiel al original de 1969, incluso en el afán de reproducir exactamente el mismo color «marronoso» que caracteriza este reloj. No obstante, al tenerlo en mis manos durante tres días pude constatar que la tonalidad de esta esfera es tremendamente variable en función de la temperatura de la luz que lo ilumina.

Las imágenes que realizamos al reloj y que ilustran este artículo corroboran este factor variable. En alguna de ellas apreciamos la tonalidad plenamente marrón de la esfera y en otras vemos que se decanta hacia el verde, resultando finalmente en una especie de caqui. Este efecto se acentúa más por el hecho de que el tono del fondo de la esfera no es uniforme sino que se degrada gradualmente del exterior hacia el centro. En la siguiente imagen podemos apreciar claramente que la zona más externa es marrón y que al desplazarse hacia el centro vemos aparecer gradualmente la tonalidad verde.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - esfera 21b

En cuanto al diseño y la distribución de los elementos que se muestran en la esfera son idénticos a los que encontramos en los «El Primero» originales, tanto el A284 como el A385 y A386. Se trata de la típica configuración de cronógrafo tri-compax, que comporta tres diales; dos que corresponden al contador de horas y de minutos del cronógrafo y el tercero que nos indica los segundos del tiempo convencional.

El contador de minutos del cronógrafo se ubica a la altura de las 3 horas y los divide en 30 unidades. El contador de horas del cronógrafo, de menor tamaño, se sitúa a las 6 y acumula 12 horas. El segundero se ubica a la altura de las 9 horas. Estos tres sub-diales son de color blanco lo que favorece el contraste con el fondo de la esfera y en consecuencia incrementa su legibilidad.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - detalle esfera

Buscando siempre la máxima fidelidad, el resto de elementos y detalles en la esfera del Chronomaster Revival El Primero A385 pueden considerarse idénticos a los de los A384-A385 originales. Así, encontramos unos indices horarios facetados y aplicados sobre la superficie del fondo de la esfera. Tanto a estos índices como a las agujas se les aplica un recubrimiento luminiscente, que en el caso de esta reedición es SuperLuminova SLN C3. La pigmentación elegida para esta SuperLuminova se aparta del típico verde y se decanta por un tono más anaranjado, queriendo emular el color del tritio que se utilizaba en los años 60.

Al igual que en los A384 y A385 de 1969, en el perímetro de la esfera encontramos una escala taquimétrica sobre fondo negro. La indicación de la fecha se muestra mediante una ventana ubicada a la altura de las 4:30 horas.

 

Chronomaster Revival El Primero A385 – el movimiento

Como no podía ser de otro modo, el mecanismo que da vida a este Chronomaster Revival El Primero A385 es es el calibre El Primero 400, en la evolución más reciente del legendario calibre que dio fama a los relojes que lo estrenaron hace más de 50 años.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - movimiento

Se trata de un movimiento de cronógrafo de carga automática cuyo volante oscila a 36.000 alternancias por hora y que ofrece una notable reserva de marcha de 50 horas. Esta elevada frecuencia de oscilación es lo que ha convertido a los calibres El Primero en legendarios, otorgándoles una exactitud  superior a los demás calibres, que en la mayoría de casos oscilan a una frecuencia inferior.

Este movimiento está compuesto de 278 piezas y recurre a un sistema de rueda de pilares para controlar las distintas fases del cronógrafo. Es importante remarcar esta arquitectura ya que la rueda de pilares la encontramos en todos los movimientos de cronógrafo de muy alto nivel. Otra característica de este movimiento es que en lugar de recurrir al embrague vertical típico de la mayoría de movimientos de cronógrafo automáticos, utiliza un embrague horizontal de palanca, que siempre ofrece una atractivo estético superior.

Zenith Chronomaster Revival A385 - calibre 400 acabado

Los acabados de este movimiento, sin llegar lógicamente a los de un Patek Philippe, Vacheron Constantin, Breguet, Audemars Piguet o demás firmas que conforman la cúspide de la Alta Relojería, pueden considerarse como muy buenos en relación a la gama de precio en la que se mueve el A385. Destaca por ejemplo el acabado «Côtes de Genève» de la masa oscilante o el perlado que decora sus puentes.

 

Chronomaster Revival El Primero A385 – versiones

Durante todo este artículo hemos visto imágenes del Chronomaster Revival El Primero A385 equipado con correa de piel, pero Zenith también nos ofrece la posibilidad de elegir este cronógrafo con brazalete de acero.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - steel

El brazalete de acero de este Revival El Primero A385 ya lo hemos visto antes en el Revival El Primero A384 y es bastante especial. La estructura de este brazalete es la misma que encontramos en la inmensa mayoría de relojes; de tres hileras de eslabones, pero su peculiaridad consiste en que se deja un hueco libre entre cada dos eslabones de su columna central.

Este es el mismo diseño que encontrábamos en el brazalete de los A384 y A385 originales. El motivo de esta peculiar estructura puede ser doble. Por un lado aligerar el peso del brazalete y por otro optimizar la circulación del aire en nuestra muñeca.

Zenith Chronomaster El Primero A385 - duo FB

La versión con pulsera de piel del Chronomaster Revival El Primero A385 cuenta con la peculiaridad de estar realizado con becerro. De modo general, ello no tiene nada de particular en ya que existen incontables relojes que recurren a este tipo de piel en su correa, pero sí lo es en relación al resto de relojes de la colección Chronomaster, que utilizan piel de aligator.

Dejando de lado preferencias estéticas, que son propias y subjetivas de cada persona, no creo equivocarme si pienso que Zenith ha elegido el becerro para incrementar el carácter «vintage» de este cronógrafo. También hay que tener en cuenta la concordancia de la tonalidad del becerro con el tono general de la esfera.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - caucho

Hay un detalle en la correa que no se aprecia en las imágenes oficiales pero que pude comprobar durante mis tres días de convivencia con el Revival El Primero A385. Me refiero a su cara interna, que está cubierta con una capa de caucho. A nivel estético es algo evidentemente imperceptible pero a nivel funcional y de durabilidad es sumamente importante, especialmente para las las personas con una transpiración fuerte, como es mi caso, que destrozamos las correas de piel en tiempo record.

 

Chronomaster Revival El Primero A385 – conclusiones

Me gustan los relojes con forma de tonel y me gustan los relojes de dimensiones contenidas. Por tanto, la predisposición a que mis conclusiones sean positivas ya son altas. Si además, como es el caso, añadimos el factor de la importancia en la historia de la relojería de El Primero y la casi absoluta fidelidad de este Chronomaster Revival El Primero A385, mi opinión sobre él no puede ser más positiva. A todo ello hay que sumar la peculiaridad de su esfera, que le aparta de la mayoría de relojes del mercado.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385

En su conjunto me parece un cronógrafo sumamente versátil ya que siendo un reloj con un indiscutible carácter de instrumento, también es perfectamente apropiado para ocasiones en las que se requiere elegancia. Dicho de otro modo, es un cronógrafo que puede resultar adecuado como único reloj. La decisión entre la versión de brazalete o la de correa de piel es evidentemente personal, pero en el aspecto funcional, el brazalete siempre gana con diferencia.

Zenith Chronomaster Revival El Primero A385 - leather strap

Al igual que con el Revival A384, Zenith ha decidido renunciar a emitir el Revival El Primero A385 como edición limitada, con lo que pasará a formar parte de su catálogo de producción regular. Los precios, que para lo que ofrece este reloj pueden considerarse como de contenidos, son los siguientes:

  • Chronomaster Revival El Primero A385 con correa de piel – 7.800 EUR
  • Chronomaster Revival El Primero A385 con brazalete – 8.300 EUR
\\ WT REF 71877
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta