Zenith Defy Revival A3642; el primero de una saga

Zenith nos desvela el Defy Revival A3642, una avanzadilla de las novedades que presentará en la inminente LVMH Watch Week.

\\ WT REF 80894 Se lee en 4' 40''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Zenith Defy Revival A3642 es la primera de la avalancha de novedades que viviremos la semana próxima. El motivo es que, desde hace un par de años, se celebra por estas fechas la LVMH Watch Week, un evento que organiza el grupo que le da nombre y en el cual Bvlgari, Hublot y Zenith presentan sus primeras novedades del año.

A este respecto, hay que admitir que en estos últimos años todo resulta un tanto confuso. Estábamos habituados a que se celebraban dos ferias, Baselworld y el SIHH, donde presentaban la mayor parte de sus novedades anuales todas las marcas. Ahora, con la desaparición de Baselworld, parece que nadie tiene claro que es lo que hará.

LVMH Watch Week 2020

Las marcas del grupo Swatch van a su bola pero sin ningún calendario definido. Dos monstruos de la industria como Patek Philippe y Rolex anunciaron que se apuntaban al Watches and Wonders (ex-SIHH), pero no me da la sensación de que vayan a seguir las reglas estrictas que suponemos impondrá la organización. Por su parte, el grupo LVMH también anunció que se apuntaba al Watches and Wonders, pero solo tres meses antes realiza su evento particular, que es el que ahora nos ocupa. Pero dejémonos de preliminares y centrémonos en el motivo de este artículo que es el renacido Defy A3642.

Desde el año 2019, con motivo del 50 aniversario del lanzamiento del famoso calibre El Primero, Zenith no ha cesado de presentarnos novedades con el apelativo «Revival». Obviamente todas ellas equipaban un calibre de cronógrafo «El Primero» y rendían homenaje a las diversas versiones que aparecieron de este reloj en el siglo XX: A384, A386, A385 y A3817.

Zenith Defy A3642 (1969)

El Defy Revival A3642 también es un homenaje a un reloj histórico, pero no tiene nada que ver con la saga de «El Primero». Las diferencias fundamentales son dos; no se trata de un cronógrafo y el reloj que «revive» es el primer Defy que inauguró esta colección en 1969, coincidiendo con el mismo año en el que se lanzó el El Primero. En la imagen superior podemos ver publicidad de la época y nos servirá para apreciar la extrema fidelidad de Zenith en esta réplica del modelo vintage.

La caja es el elemento más distintivo de los primeros Defy de 1969 y se puede afirmar tajantemente que no se parece a ninguna otra. Es tan peculiar que resulta difícil incluso escribirla. Su base geométrica se basa en el octógono, una figura que ha perdido el diseño de algunos de los relojes más legendarios de la historia. Lo que se sale de toda norma, es que dicha forma octogonal es totalmente irregular en la carrura del Defy original. Esta implementada a dos niveles, seis de las caras del octógono son cóncavas mientras las dos restantes, las que coinciden con la linea 3-9, son rectas.

Zenith Defy Revival A3642 - front

Por si esta complejidad de formas no fuera suficiente, Zenith implementó un bisel de catorce caras. Con tantos ángulos fuertemente marcados y la sensación de robustez y potencia que ello transmite, no es e extrañar que se conociera al Defy de 1969 como «coffre-fort», cuya traducción sería «caja fuerte».

Al igual que ha ocurrido en los Revival que hemos visto en los dos últimos años, Zenith ha recurrido a los planos originales del Defy de 1969 para reproducir todos sus elementos externos del Defy Revival A3642 con la máxima exactitud. Si comparamos las imágenes del modelo vintage y de la réplica veremos que en su exterior todo es idéntico.

Zenith Defy Revival A3642 - lifestyle

Esta fidelidad se lleva al extremo cuando Zenit también decide reproducir las dimensiones, de 37 milímetros de diámetro, del original. Con la moda reciente de relojes gigantescos, este es un tamaño que parecerá minúsculo a la mayoría de personas, pero no será el caso de coleccionistas y «connaisseurs» de la relojería de alta gama, que sin duda apreciarán la coherencia de esta decisión. Por otra parte, y dejando de lado apreciaciones de fidelidad con el original, a mí no me parece un disparate un reloj de este estilo y tamaño. Personalmente me siento tan cómodo con mi Omega Constellation de 35 milímetros que con el Panerai California de 47 mm. Cada reloj y cada diseño tiene su tamaño adecuado.

Exacerbando la fidelidad de esta réplica, Zenith incluso reproduce la milímetro el brazalete metálico calado del A3642 original, elaborado en su día por Gay Frères, el legendario especialista ginebrino que proveía de este elemento a firmas como Rolex. Al igual que el original, tanto el brazalete como todos los elementos de la caja del Defy Revival A3642 están realizados con acero. Tanto el modelo de 1969 como esta moderna réplica pueden presumir de una impresionante hermeticidad de 30 ATM, lo que equivale aproximadamente a 300 metros.

Zenith Defy Revival A3642 - dial

Si la caja del Defy A3642 era inusual y atrevida en su diseño, también lo era su esfera, que nuevamente se replica en el Defy Revival A3642. Su fondo presenta un fondo marrón degradado que va adquiriendo luminosidad a medida que se acerca al centro. Esta es una de las tonalidades menos utilizadas en esferas de relojes, pero más inusual es el diseño de sus indices horarios, que adquieren una geometría cuadrada con cuatro acanaladuras que van girando su sentido a medida que nos desplazamos por el perímetro de la esfera. Así, a las 12 y a las 6 las acanaladuras son horizontales, mientras que a las 3 y a las 9 son verticales.

Las agujas, en forma de espada, están recubiertas en su linea central con Super-LumiNova luminiscente. El tono de esta materia reproduce el del tritio, material auto-luminiscente prohibido hoy en día, que se utilizaba antiguamente para este menester. El cristal que protege la esfera es de zafiro (corindon) y por ello constituye una de las dos diferencias externas entre el Defy Revival A3642 y el Defy A3642 original.

Zenith Defy Revival A3642 - caseback

La segunda diferencia externa es el fondo visto de la caja, que nos permite observar el mecanismo que equipa el reloj, que también difiere del Defy original. Zenith decide equipar el Defy Revival A3642 con el calibre Elite 670, un moderno movimiento de carga automática cuyo volante oscila a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y ofrece una generosa reserva de marcha de 50 horas..

Zenith Defy Revival A3642 - art

En definitiva, estamos ante un reloj que replica una pieza histórica de Zenith, lo que de por sí le otorga un atractivo muy especial. Adicionalmente, el diseño tan peculiar de su caja y de su esfera le convierten en el reloj perfecto para las personas que prefieren salirse de caminos trillados. Eso sí, los interesados deberán darse prisa ya que este Defy Revival A3642 se emitirá en formato de edición limitada, a tan solo 250 ejemplares. Su precio es de 6.800 EUR.

\\ WT REF 80894
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad y fiable. Con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta